Virgen de la Sierra » CAPELLANES

CAPELLANES

   Los capellanes estaban sujetos al señorío del Santuario y los nombra­ba directa­men­te el Duque de Híjar, para tutela espiritual de los fieles y fomentar el culto a María Santísima de la Sierra. Pero desde el año 1939, el Capellán, venía siéndolo el cura párroco de Villarru­bia, y en los Estatutos de 1973, se suprime esta figura, acogiéndose a lo manifestado en el Concilio Vaticano II.

   Esto es lo que dice el Catastro de Ensenada del año 1753:

  • “… D. Diego Sánchez Crespo, posee la Capellanía de Ntra. Sra. de la Sierra. Por servir esta capellanía y avisar a cumplir sus cargas, paga en cada un año, el Excmo. Duque de Híjar al capellán mil cien reales (…)”.

    Y las repetidas descripciones del Cardenal Lorenzana del año 1787, al referirse al Santuario de la Virgen y a la dotación de su capellán, dicen:

  • “…Tiene también otro santuario devotísimo llamado de Nuestra Señora de la Sierra, (…), donde ay perennemente un sacerdote o capellán puesto y dottado por el excelentísimo señor duque de Híjar, como patrono que es de dicho santuario, …”. 

   Del primer capellán que tenemos conocimiento, según el Catastro del Marqués de la Ensenada del año 1753, es de D. Diego Sánchez Crespo, que contaba entonces 75 años de edad. A este capellán debió sucederle D. José López Zamora, pues como veremos más adelante, en 1779, solicita del Duque de Híjar la reparación de la cúpula de la media naranja de la Ermita.

   De los sucesivos Capellanes, vamos teniendo noticias a través de los nombra­mien­tos por fallecimiento del anterior, de los que por su valor histórico, reprodu­cimos a conti­nuación el de don Toribio Sánchez Crespo, acaecido el día 10 de Enero de 1854.

  • “DON JOSÉ-RAFAEL FADRIQUE FERNÁNDEZ DE HÍJAR, DUQUE DE HÍJAR, POR CUANTO se halla vacante la Capellanía-Adminis­tración del Santuario de Ntra. Sra. de la Sierra, sito en el término de Villarrubia de los Ojos de Guadiana, por falleci­miento de su último obtentor el Pbro. Don Manuel Francisco Gómez, ocurrido el 23 de Diciembre de 1853, y desean­do que el culto de María Santí­sima se conserve y propague en dicho Santua­rio, y que haya una Capellán-Admi­nistrador al cuidado de las propieda­des y demás objetos correspondientes al mismo, teniendo como tengo pruebas de la devo­ción, probidad y circunstancias adecua­das al caso, que concurren en el Presbítero Don Toribio Sánchez Cres­po, he venido en nombrarle tal Capellán-Administrador del expresado Santua­rio. (…) Y para que conste ser esta mi voluntad mandé expedir el presente Título firmado de mi mano, sellado con el de las Armas de mi Casa y se­cundado por mi Apoderado general, debiéndose tomar razón de él en mis ofici­nas. Madrid, diez de Enero de mil ocho­cientos cincuenta y cua­tro.”

   Según estos nombramientos, como hemos visto, el uno de enero de 1854 fue nombrado don Toribio Sánchez-Crespo, que sucedió a D. Manuel Francisco Gómez por fallecimiento de este. A D. Toribio Sánchez Crespo en 1882 le sucedió D. Pablo Rodríguez. A éste Capellán, en el año 1893, le sucedió D. Francisco Sánchez de Milla. Y a éste le sucedió D. Manuel Villegas Naranjo en 1908, a D. Manuel Villegas Naranjo en 1931 le sucedió D. Candelas Núñez Polo, y en 1933 hasta Julio de 1936 estuvo como Capellán D. Franco Nieto, que murió violentamen­te en su pueblo natal Campo de Criptana unos meses más tarde. A partir de aquí, y desde 1939, el cargo de Capellán lo ha obtentado el cura Párroco del pueblo, hasta el año 1973, en que fue abolido el cargo, según los nuevos Estatutos de la Archicofradía.

Períodos:

      1753  a   (?)  D. Diego Sánchez Crespo

      1779  a   (?)  D. José López Zamora 

       (?)  a  1853  D. Manuel-Francisco Gómez

      1854  a  1882  D. Toribio Sánchez Crespo

      1882  a  1893  D. Pablo Rodríguez

      1893  a  1908  D. Francisco Sánchez de Milla

      1908  a  1931  D. Manuel Villegas Naranjo

      1931  a  1933  D. Candelas Núñez Polo

      1933  a  1936  D. Franco Nieto

 

Comentarios cerrados..