Virgen de la Sierra » LA ERMITA

LA ERMITA

Según la tradición popular la ermita de la Virgen de la Sierra está situada en el mismo sitio que la encina en la que apareció la Virgen.

Algún estudioso del tema, como Fabián Martínez Redondo, piensa que incluso antes de la invasión de España por los árabes ya existía dicha ermita. A lo largo de los siglos hemos ido encontrando referencias y pruebas documentales de su existencia.

Se encuentra situada en la ladera de la sierra Calderina, en las estribaciones de los Montes de Toledo.

virgen sierra 026.jpgConstruida en un estilo popular. Está formada por una nave sencilla, la cabecera de la Iglesia en cruz latina; destaca el presbiterio y adosado a este se encuentra el Camarín de la Virgen. La cubierta de la nave es de bóveda de medio cañón, sobresale en ella una cúpula bien decorada y de cierta belleza, la cual, a su vez, ilumina a través de una serie de vidrieras y de un lucernario el interior de la iglesia.

Otro elemento que destaca en la ermita es la torre de planta octogonal, tiene cuatro tramos y el tramo final forma el chapitel, en la cúspide hay una bola esférica sobre la que se encuentra la veleta de los vientos.

En la fachada transversal este aparece la ventana del Camarín de la Virgen, y en la fachada oeste se encuentra la puerta trasera de entrada, puerta por donde la Virgen sale en la romería y en sus traslados a Villarrubia de los Ojos. También, se accede al templo a través de una puerta en la fachada sur, es el acceso de los fieles. Enfrente de esta, antes aparecía una puerta tapiada, que en la actualidad es la entrada a un anexo habilitado como museo de la Virgen de la Sierra; en él encontramos fotografías, vestidos, mantos y  objetos dedicados al culto que posee la Virgen de la Sierra.

En relación a la decoración del templo destacan dos lienzos, pintados por la Madre Asunción, relacionados con la Anunciación de la Virgen. Separa el presbiterio y el Camarín del resto de la nave una cancela abatible ornamentada con finos dibujos. Y, en el Camarín sobresale la Imagen de la Virgen, sobre un trono en madera de nogal, adornado a su vez con ángeles y guirnaldas de flores; también aquí destaca la vidriera de su ventana del fondo, en la que se representa la aparición de la Virgen al pastor.

En su conjunto esta ermita invita al recogimiento, a la tranquilidad y a la reflexión. La presencia de la Virgen de la Sierra crea un ambiente de paz y sosiego.

Comentarios cerrados..